dibujos

Saltar las deudas, no saldarlas, sentir que ya no importa cómo forjamos los errores, el metal candente que se levanta en guardia y te llena de lágrimas la voz y enmudece mis brazos sin saber envolverte.

Decir lo siento es como derrotarse, como romper un tiempo irreparable y llenar de fragmentos los bolsillos.

Mi lugar es un cero que no contempla agravios, los márgenes están fuera del juego de las líneas y las líneas son rectas casi siempre.

A qué entender los renglones torcidos si después de los límites sólo existen dibujos. Dibujos que saltan sin calcular el saldo, dibujos que improvisan y se inventan, dibujos que pierden los papeles, y caen sobre el asfalto sin cuerdas que protejan.

lola lópez-cózar

como si no pudieran detenernos

Sin que se acabe el sueño que traza las secuencias y dibuja el ayer para soltarlo, sin retener la sombra que quiere ser disparo y enmudecer los ángulos hostiles de la luz, abrazo el olor que olvidaste a mi lado.

Sin continente el espacio se rasga, empezar se retrasa, me habla de sentidos, del gusto desganado, del tacto sin soporte, de la vista cansada que se deja llevar por un bostezo que quiere ser un grito que no conduce a nada, del oído acoplado al silencio de una mañana lenta que calla lo que alcanza.

Esperar espantando los ritos, cambiando de lugar lo momentáneo, para que la certeza y sus ciclos no golpee en la cara, o más abajo el pecho bombeando asteriscos, o arriba la cabeza, veloz como la luz, disparando a la sombra de un principio muy básico.

Cortar los símbolos del tiempo, atajar la paciencia armada de tijeras, y abrir ya los caminos, como la lluvia fina, los juncos que se doblan, las rejas que nos cercan, las hojas que se caen, las corrientes de aire que impiden los planeos, y resistir sin más, como si no pudieran detenernos.

lola lópez-cózar

intocable

Más allá del horizonte oscuro con su línea de acero, hay trazos que dibujan la canción de una ola, perfil de un mar inabarcable, de un cielo en todas partes y en ninguna. Nana que escapa del roce y del engaño. Nana que fluye hacia el fuego de nadie. Espacio. Vida. Corazón. Descanso. Revés del mundo y cambio de escenario.

Más allá del nombre exacto de las cosas, hay un respiro, un soplo, un leve aliento cálido, estribillo de éter que te hace intocable.


lola lópez-cózar

desganas

Comienzo improvisando la mañana, imponiendo cierto orden al caos de la desgana que se desliza sobre la superficie del reloj y va cubriendo los pomos de las puertas. Huecos son lo que sobra, las frases son un soplo de aire que no llega, agua estancada que parece calma y va dejando un rastro de olor a disimulo. Simular es eso, contener el calor como un rescoldo, como una acogedora soñolencia, cuando es llama que gime sin palabras el no quiero que así, dame un modo posible.

 Continuar improvisando la rutina sin nada por hacer ni nada hecho. Improvisar para no abrir tu herida ni descarnar la mía ni salpicar sin rumbo ni medida.


lola lópez-cózar